cabecera-mosto

Para la elaboración de nuestro apreciado vino mosto de Chucena predomina en los viñedos de nuestros socios la variedad de uva «Zalema» y seguimos realizando la vendimia de manera tradicional, cortando a mano los racimos, que inmediatamente son trasladados, en las mejores condiciones, en remolques hasta la Cooperativa.

La pesada de la carga y la toma de muestras para su análisis es otra importante operación controlada por la Cooperativa y supervisada por técnicos del Consejo Regulador con el fin de garantizar la calidad en origen. El siguiente paso es la descarga de la uva en la tolva sin-fin de recepción que la envía a la moledora y de ahí la pasta resultante llega al desvinador donde el caldo de la uva decanta y libera el primer vino mosto sin presión, este mosto es el único que envasamos y vendemos a nuestros clientes, la pasta continua su camino hacia las prensas donde es estrujada y obtenemos mas caldo de uva al que denominamos vino prensa, este vino resultante del prensado tiene menor calidad que el del desvinador y no lo envasamos.

El vino del desvinador es preparado antes de la fermentación para prevenir oxidaciones o contaminaciones, el mosto pasa por un intercambiador donde se enfría y se deja fermentar en depósitos de acero inoxidable controlando continuamente la temperatura del mosto durante todo el proceso de fermentación, cuando esta termina dejamos reposar el vino mosto durante un mes aproximadamente, el resultado es un caldo de exquisito paladar dulce, afrutado y sabroso con la turbidez característica de un proceso artesanal.